Press "Enter" to skip to content

Migración de Bases de Datos Privativas a Libres. El camino a nuestra soberanía tecnológica

leninmhs 1

 

tu-db-libre-banner

Ante todo hay que hacer un poco de memoria de donde viene esta iniciativa de migrar las bases de datos de software privativo a software libre. Por unos cuantos años, y no pocos, nuestro país fue bombardeado por una guerra de fabricantes de software, que sometió a la Administración Pública Nacional a sus planes de negocios. Estos incluso llegaron a condiciones de licencias voraces,  el cifrado de los datos en sistemas cerrados, divergencia tecnológica injustificada, continuo incremento de costos por licencias, e incluso a la entrega del capital de información de nuestra empresa petrolera a un outsourcing extranjero; en fin, estuvimos en presencia de una crisis.

Sin embargo la palabra crisis no solo es vista como problemas, tiene otra cara, la oportunidad. En este caso vino como el mejor momento para proponer la Independencia Tecnológica, un objetivo muy ambicioso pero ciertamente necesario. Con ese fin se ha construido un marco legal robusto que podrá convertir a Venezuela en un referente tecnológico. De aquí surge una clave, el Empoderamiento Tecnológico.

El Empoderamiento Tecnológico tiene tantas aristas como la tecnología y todos los temas deben ser abordados en conjunto. El caso concreto de las bases de datos es un punto focal, pues todos los registros de inventarios, transacciones, declaraciones, documentales y en fin buena parte del conocimiento de quienes somos como venezolanos reposan actualmente en las bases de datos de los distintos entes de la APN. ¿No es acaso un riesgo que estos repositorios de información se encuentren fuera de nuestro control? La respuesta es contundente un SI, tener poco o ningún control sobre los datos que generamos es cuando menos crítico. Es así como se hace prioritario tomar el control de los registros de nuestra memoria histórica institucional.

Para migrar las bases de datos debemos estar claros en que el mero hecho del compromiso político o de la pertinencia tecnológica no basta. Es necesario pensar en el valor de la migración para la institución y esto implica un reenfóque del problema en una oportunidad de generar valor mediante la identificación de elementos coincidentes en cuanto a los intereses de los entes en reducción de costos, mejoras de desempeño, motivación y compromiso del equipo de trabajo y afianzamiento de la cultura organizacional. Se convierte entonces en un problema de gerencia tecnológica.

Con un número cada vez mayor de sistemas, no es descabellado pensar en la pertinencia de la Convergencia Tecnológica, la cual ha sido esbozada inicialmente con algunos elementos de la normativa legal vigente y esperamos sea consolidada con futuros instrumentos legales. Esto es una garantía tanto para la APN como para los proveedores de servicio. Los sistemas dependen de una plataforma de soporte, en caso contrario siempre habrá la tentación de volver en el modelo rentista del software en detrimento del capital humano e intelectual nacional.

Una vez salvados los escollos de divergencia tecnológica y gerencia tecnológica queda a cargo del cuerpo técnico darle forma. Para ello debemos contemplar la técnica de Gerencia del Cambio y hacer factible la migración de las bases de datos. Los objetivos y expectativas deben ser realistas para poder desarrollarlos con los recursos que posee la institución, en caso contrario serán los primeros pasos para un fracaso. Igualmente, debido a las complejidades de la rotación de personal técnico en los entes públicos los acuerdos y protocolos deben quedar asentados formalmente, pues, de otro modo, la ambigüedad se filtrará como una fuente de conflictos internos.

Existen indudablemente muchas herramientas a las cuales recurrir para migrar, sin embargo las particularidades del equipo de trabajo dirán al final qué solución adoptar. Son de uso indispensable los documentadores, sistemas de control de versiones, lenguajes de programación script, ambientes de pruebas y de uso recomendado los traductores, herramientas como los ETL (Extract, Transform and Load), los ORM (Mapeadores Objeto-Relacionales), los generadores de consultas, entre otros. En corto, algunos puntos que no se deben perder de vista en un proceso de migración de bases de datos son:

  • El personal técnico debe estar motivado, comprometido y ganado a cambios venideros.

  • La planificación de la migración debe ser realista en base a los recursos y el trabajo a realizar. Calcule muy bien cuántos recursos necesita.

  • La migración de datos no basta, será necesario siempre el sistema que soporte el proceso.

  • Estudiar muy bien cual será la solución libre de bases de datos que mejor se adapte a mis necesidades.

  • Aunque existen herramientas que automatizan el proceso nada sustituye al análisis del recorrido de la data a migrar, es decir conocer el negocio.

El trabajo de migraciones de bases de datos es complejo, no sólo por los detalles técnicos sino por los procesos, sistemas y personal conexos. Es por ello que nosotros como grupo de entusiastas con el apoyo del CNTI nos hemos propuesto desarrollar una serie de iniciativas para apoyar la construcción de una comunidad de Software Libre en este ámbito. Queremos escuchar sus inquietudes, y queremos proponerles unir esfuerzos en la resolución de problemas. Contamos con ustedes, la Soberanía Tecnológica es trabajo de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *